#
#
#

Suono

 

Las normas internacionales en materia de seguridad en los ambientes industriales, hacen obligatorio el empleo de dispositivos de señalización acústica que deben ser activados en los casos de alarma, peligro o emergencia por la seguridad del personal en los modernos procesos de producción.

Las variables de la señal acústica fijadas por las normas internacionales en materia de seguridad son:

– nivel de presión acústica, medida en DECIBELIOS (dB)

– campo de frecuencia del sonido emitido en HERTZ (Hz).

– la distancia entre el dispositivo y el destinatario

– la presencia de otras fuentes de ruido.

El valor en dB tiene que estar en 15 dB por encima del nivel del ruido ambiental y en cualquier caso ser superior a los 65 dB, mientras la frecuencia central de la señal acústica debe de estar entre los 300 y 3000 Hz y diferenciarse lo más posible de la frecuencia central en la cual el ruido ambiental es más fuerte.

Para una correcta aplicación de dichas reglas se tendrá que utilizar el fonómetro – instrumento que permite la detección del nivel en dB y de la frecuencia en Hz –  y de los datos técnicos indicados en el catálogo Sirena.

Los datos relativos al nivel acústico de los avisadores Sirena, indican el nivel de presión acústica en dB determinados en la cámara anecoica a la distancia de 1m sobre el eje del artículo: los datos indicados en el catálogo se refieren al nivel acústico máximo; bajo petición, se pueden suministrar a los clientes más informaciones relativas al espectro acústico de cada señalizador Sirena.

Para una correcta y eficaz instalación es suficiente sobreponer idealmente el espectro acústico del señalizador escogido al espectro acústico del rumor del ambiente; de esta manera podrá comprobarse de inmediato la diferencia en la presión acústica en dB y relativa diferencia del campo de frecuencia en Hz.

Para poder elegir el mejor y más idóneo dispositivo de señalización, es necesario tener en cuenta también otras informaciones técnicas y nuestras siguientes sugerencias.

Las sirenas electromecánicas se recomiendan para avisos breves y no para servicio continuo, dado que emiten un sonido lineal y alcanzan la frecuencia de trabajo en poco tiempo. El sonido lineal consiste en un silbo continuo, pero al que después de algunos minutos el oído se puede acostumbrar. Con el fin de mejorar su audibilidad puede convertirse en modulado o intermitente mediante el empleo de un modulador.

Los avisadores acústicos electromagnéticos a membrana vibrante y los timbres a pistón vibrante emiten sonidos característicos e inmediatamente perceptibles y diferenciables de otros sonidos. Dichos señalizadores tienen bajas frecuencias, mayor alcance y se adaptan a señales cortas de llamada o alarma. El sonido emitido es lineal y puede convertirse en intermitente mediante nuestro modulador.

Las sirenas electrónicas magneto-dinámicas o de perfil exponencial direccional son generalmente avisadores acústicos de alta frecuencia, idóneos para señalizaciones de menor alcance.

Respecto a los avisadores electromecánicos, presentan las ventajas que a continuación citamos:

–     Bajo consumo

–     Mejor rendimiento acústico con posibilidad de regulación Tonalidades variables en las frecuencias del sonido

–     Posibilidad de intensidad de sonido progresiva

–     Servicio continuo

–     Posibilidad de acoplamiento con una señal luminosa.

DECIBELIO  dB(1m) – UNIDAD DE MEDIDA PARA EL NIVEL SONORO.  El decibelio es la unidad de medida del nivel sonoro, pero por el alcance no existen indicaciones completamente válidas: factores como tipo de sonido, velocidad y dirección del viento, humedad del aire, niebla y lluvia, pueden influenciar de manera considerable el alcance del sonido. El tablero de abajo indica el rayo de acción  que sirve como valor de referencia teórica.

Cuánto fuerte sea una señal siempre queda relativo – ver tablero indicado a lado.

Soglia di udibilita

Un aumento de 3dB se percibe en la oreja humana como una duplicación del nivel sonoro.

Propagazione onde sonore